Nuestra Ubicación

inicio Avenida La Paz # 841, Recoleta, Santiago de Chile               telefono +56 2 2575 8850            mail  contacto@redsalud.gob.cl

Ubicación

 

INSTITUTO PSIQUIÁTRICO INFORMA

 

Unidad Científico Docente|Programa de pasantías no conveniadas

Terapia Electro-convulsiva: Breve historia, usos e indicaciones

 

electro

El médico Psiquiátra de Adultos, Dr. Marcos A. Loyola Rivera, realizó una pasantía durante el 1° Semestre de 2018 en el Instituto Psiquiátrico, Dr. José Horwitz Barak y relató a través de esta publicación su experiencia en TEC.

 

La Terapia Electro-convulsiva (TEC) es una técnica de tratamiento con más de medio siglo de historia. Tiene más años de utilización que todos los tratamientos farmacológicos de los cuales disponemos actualmente, y se sigue utilizando por su alto grado de eficacia y seguridad, representando a la fecha una forma de tratamiento segura y efectiva para los pacientes a quienes se les aplica.

Esta terapia consiste en producir activación neuronal en el cerebro a través de una estimulación eléctrica, la que debe repetirse un determinado número de veces para que sea efectiva.

Desafortunadamente es una técnica que se ha ganado una injustificada mala fama, principalmente debido a organizaciones anti-psiquiatría que se han esmerado en desacreditarla, quienes dentro de sus postulados sostienen que las enfermedades mentales no existen, siendo estas “variables de la normalidad” y que la patologización psiquiátrica es una herramienta coercitiva que ocupa la sociedad (incluyendo en esta ecuación incluso al sistema económico) para tener a estos sujetos “fuera de la norma” bajo control. Uno de estos grupos (autodenominado ONG Libre-mente) han llegado al absurdo de comparar con torturadores a quienes realizamos este procedimiento, y han agredido físicamente a quienes lo aplican, tal como ocurrió el año 2017 en el Instituto Psiquiátrico.

Sumado a lo anterior, esta la tristemente célebre escena de la película "Atrapados sin salida" protagonizada por Jack Nicholson en el año 1975 donde se le caricaturiza como un recurso brutal.

En esa película, cuya trama transcurría en un centro psiquiátrico, se deforma una supuesta sesión de terapia electro-convulsiva sin anestesia ni estándares mínimos, donde se da a entender que tiene una indicación con fines punitivos.

La Terapia Electro-convulsiva se realiza siempre con utilización de anestesia, relajación muscular y oxigenación, y bajo estas condiciones se aplica una serie de estímulos eléctricos de baja intensidad y pulso breve que permiten tener una alta eficacia con un perfil bajo de efectos secundarios. Hoy por hoy, la realización de la Terapia Electro-convulsiva conlleva además de la monitorización de la convulsión, el seguimiento de una serie de parámetros vitales tales como el pulso, presión arterial, saturación de oxígeno, electrocardiografía entre otros que la llevan a ser uno de los procedimientos médicos del más alto standard en la actualidad, donde sigue siendo un tratamiento muy utilizado para enfermos psiquiátricos graves o resistentes a tratamientos farmacológicos, con indicaciones claras y una técnica de uso muy desarrollada.

Dentro de las indicaciones de la Terapia Electro-convulsiva, está la Depresión grave, especialmente en el tratamiento de la depresión delirante o psicótica, pero también cuando hay riesgo suicida o hay la existencia de una inhibición o agitación motriz severas debidas al mismo cuadro indicándose generalmente cuando no hubo respuesta a psicofármacos o estos no se toleran, o en los casos en que se precise una respuesta rápida.

Tiene además como indicación los cuadros psicóticos, en especial aquellos en los que predomina la agitación o el estupor catatónico, además de trastornos afectivos bipolares, especialmente en el tratamiento de episodios maníacos graves, donde se precisa de una rápida respuesta por las dificultades de manejo de estos pacientes debido a la lenta respuesta que tienen estos a los psicofármacos.

Otra indicación fundamental son las manías o psicosis que se presentan en embarazadas, donde la terapia farmacológica es poco segura para el feto. En estos casos es considerada una terapia de primera línea.

Este procedimiento presenta pocas contraindicaciones, donde existen más bien situaciones de riesgo a la hora de aplicar el tratamiento. El riesgo de complicaciones y mortalidad es bajo, siempre y cuando el tratamiento se efectúe conforme a las normas establecidas. Estos riesgos, que están relacionadas con enfermedades cardiacas no controladas, enfermedades renales crónicas, enfermedades pulmonares graves y no controladas, aneurismas aórticos o cerebrales entre otras, son siempre evaluados y se contrastan con las posibles consecuencias de no utilizar el procedimiento.

El perfil de efectos adversos es bajo. Es seguro y tiene una morbimortalidad muy baja (1:10.000 pacientes) que es solo comparable con el uso de anestesia en cirugías menores. Los efectos adversos disminuyen con la correcta aplicación del procedimiento. Desde el inicio de la aplicación de la terapia electro-convulsiva en el instituto psiquiátrico Horwitz Barak en el año 1986, no se ha presentado nunca una muerte debido a este procedimiento.

Entre los efectos adversos más comunes están las cefaleas y náuseas que desaparecen en general dentro de las primeras 2 horas después de aplicado. Se puede producir confusión entre un 5-10% de pacientes, en su mayoría en pacientes que ya previamente tenían deterioros cognitivos previos. En caso de presentarse, se recupera casi siempre de forma total en un plazo de uno a seis meses después de aplicado el procedimiento.

La terapia Electro-convulsiva es un tratamiento que lleva tantos años aplicándose porque no ha habido ninguno que lo reemplace de forma satisfactoria, y es un tratamiento que nos esmeramos en defender debido a que, como profesionales de la psiquiatría, tenemos el deber de proporcionar a nuestros pacientes el mejor tratamiento posible según el conocimiento científico aceptado y conforme a los principios éticos.

En este sentido la terapia electro-convulsiva es un tratamiento altamente efectivo en el manejo de ciertas patologías psiquiátricas, siendo uno de los tratamientos mejor documentados en la medicina clínica actual, que demuestran con datos empíricos que no solo salva, sino que además mejora la calidad de vida de quienes se les indica.

Dr. Marcos A. Loyola Rivera

 

VOLVER A EXTENSIÓN

 

 


 

 


UNIDAD CIENTIFICO DOCENTE Y EXTENSION

Síguenos en....

 

gobierno transparente

 

central2

 

RECEPCIONJUDICIAL

CUENTA PUBLICA BOTON

DESTACADOS


SALUD RESPONDE

oirs b

web mail b

comision d c

gobierno transparente historico

trabaje

ley lobby

solicitud transparencia

horario visita

auge2

 inicio  Avenida La Paz 841, Recoleta  
     
mail  contacto@redsalud.gob.cl
     
telefono  +56 2 2575 88 50